miércoles, 29 de octubre de 2008

Vicente Fox y la cárcel

Si en México hubiera la justicia mínima indispensable que requiere la democracia, el ex presidente Vicente Fox estaría en la cárcel. Ningún otro sitio se haya tan a la medida de su carrera delictiva.
Entre sus fechorías más notorias se encuentra el engaño a millones de ciudadanos que le apostaron a un cambio democrático y recibieron de forma contundente un retroceso en todos los órdenes sociales y económicos que pusieron a la nación en una seria catarsis.
En lugar de gobernar este ladrón se dedicó a enriquecerse junto con su familia y amigos. La familia Fox-Sahagún abusó del poder de una manera por demás inmoral y por supuesto ilegal. Sus propiedades que envidiaría un sultán y la vida de magnates que llevan estos nuevos ricos, lo prueban.
No tan sólo denigró la imagen del país con su arrogante ignorancia, también inició la época de los saqueadores modernos que con una mano se persignan y con la otra saquean.
Jamás se habían visto los niveles de latrocinio y absoluta incompetencia gubernamental que observamos desde el arribo o canje que hizo Acción Nacional por la presidencia.
Y todavía el cínico que nadie logra callar tiene la desvergüenza de agitar las aguas, escupir encima de todos con su verborrea de bravucón de arrabal. “Qué idea genial partirle el queso a Andrés Manuel López Obrador”. Estas palabras muestran a un auténtico desquiciado que insólitamente gobernó México.
Un tarado iletrado enemigo de los libros y del periodismo. Un enajenado frívolo con vocabulario de arriero; un vil sujeto atrabiliario que se excede en todo menos en la lucidez. Eso y mucho menos es Vicente Fox. El que no para de batir la lengua bífida, Un tonto que presume botas en los pies y un vacío en la cabeza.
La moral que según esto les enseña su religión se la pasan por el arco del triunfo a la hora de ocupar los cargos donde no pierden tiempo en dar cuenta de los fondos. Nunca vi gente semejante que puede ser tan mezquina y al mismo tiempo no perderse una misa. No se en qué manos cayó el país, pero puedo apostar que Satanás las tiene más presentables.

2 comentarios:

GLORIA dijo...

Es un placer encontrar una persona que tenga tal claridad para decir las cosas, sin tapujos ni poses de divos, que mueva conciencias dormidas y nos motive a pensar en el bienestar de los desprotegidos por este sistema corrupto y arbitrario. felicidades

gloria

Carlos Antonio Villa Guzmán dijo...

Gracias, Gloria.

Soy muy torpe en el manejo de las tecnologías modernas y no había visto el comentario hadsta hoy que me puse a curosear las ventanitas y me encuentro esta fuente de comunicación abierta que me llegó como nun refresco de oxígeno y agua crsitalina vuelta ideas. Gracias, Gloria, me da alegría encontrar personas como tú que me alientan a crecer la comunicación. Quet tengas mucha suerte y bienestar.Carlos